Diario de un profesor de inteligencia emocional

Para trabajar en comportamiento humano, …..existen demasiadas variables que limitan enormemente el éxito sobre tu trabajo de intervención en un sujeto: de inicio la herencia genética o genotipo, su manifestación en un entorno, fenotipo, el aprendizaje y la huella neuronal temprana, las innumerables patologías graves, y que por cierto hay un enorme% de  personas con patologías graves sin diagnosticar por ahí libres. Conjugar todas estas cuestiones y encima garantizar el éxito más allá del 65% empieza a ser un milagro. Hoy en día donde la tecnologización del pensamiento y de la sociedad nos ha hecho creer que si no se logra un éxito al 95% no merece la pena. Entonces, ¿mejorar las personas no merece la pena?

 

Mejorar el comportamiento de las personas no es tarea fácil. Para empezar lo primero que hay que plantarse es determinar si el sujeto que tienes delante tiene o no al menos una patología graveo media, o incluso si está sano. Eso si ni que decir tienes que lo más seguro es que no tendrás acceso a poder hacer un estudio completo (test entrevistas, observación, ….). o está libre de ella es una tarea no fácil. A menudo hay que trabajar a base de intuición. Imposible sin una formación formal y muy amplia de base. Inalcanzable sin poseer una madurez personal y una intuición poderosa y bien enfocada. Inabarcable sin una alta inteligencia emocional y una más que poderosa inteligencia social.

 

Cuando se trabaja sobre la inteligencia emocional se trata de  enseñar /desarrollar habilidades y competencias emocionales. Esto no es otra cosa que hacer que le sujeto madure, dicho en palabras sencillas. Para ello hay que determinar si el sujeto esta mas o menos sano, sin patologías de base. Para poder construir un castillo solido a partir de que no existan patologías más o menos graves. En este caso hay que depurarlas o solucionarlas antes de proseguir. Dichas patologías no hacen posible el avance en aprender determinadas competencias inteligentes según el caso.  No veo como abordar a sujetos inmaduros con aprendizajes negativos de los que restan, en lugar de sumar. Sin poseer una cultura amplia en comportamiento humano, sin poseer un nivel me atrevería a decir, casi de superdotado en lo de inteligencia social, emocional, ni siquiera inteligencia corporal (interoceptiva, del movimiento).

 

Te felicito por tu iniciativa de estudias psicología en lugar de enrolarte en la fantasía de hacer algo por los demás, mientras tú tienes escased de recursos propios. Este es un trabajo que solo se puede hacer si tú estás muy maduro, muy centrado y eres de alguna forma estable como “una roca”. No puedes hacer nada por nadie mientras tu estas en una balsita pequeñita a punto de caerte al agua.

 

Te felicito y te insto para que continúes por este difícil camino de la asistencia a los demás. No esperes agradecimiento de nadie. Cuando enfrentas a alguien con su “lado oscuro” con su punto ciego, lo primero que sucede es que se niega, se resiste, no le gusta lo que ve, te pone por mentiroso, te culpa a ti , te insulta…. se rebela y te carga con sus culpas, sus defectos. Hay que tener paciencia, sin entrar en su juego, saber manejar la situación muy bien tanto  desde el punto de vista técnico, como desde el punto de vista de la interacción con el sujeto. Tus habilidades sociales aquí son cruciales, tu madurez personal, así como tus habilidades de comunicación también. Si haces esto en un día en que has dormido mal, o estás un poco bajo de ánimo, se notará. tú serás el culpable de los males del universo, ya lo sabes. “De ti depende el mundo”, su mundo.

 

Haz lo que tengas que hacer sin esperar nada a cambio. Si esperas algo a cambio, aunque sea agradecimiento, aprobación, o relevancia social, te conviertes en un “salvador”. O sea en un gurú que tiene seguidores, fans, una corte, o un gurú. Y automáticamente eres parte del problema. No puedes ayudar verdaderamente a nadie desde este planteamiento. Es un error de concepto.

 

Tampoco esperes ganar dinero, …. Especialmente en España. Estas cosas carecen de valor aquí.

Te sugiero que hagas un trabajo bien hecho, por el gusto de hacerlo, por contribuir a hacer de este mundo, un mundo un poco mejor, para dormir a pata suelta por la noche.

 

Este es un trabajo para personas muy maduras, muy solidas emocionalmente, muy sabias, y altruistas. Que están por encima de partidismos políticos y servidumbres al dinero o al poder o a otras causas ajenas.

 

A estas alturas de esta carta, espero no haberte desanimado, mi querido amigo.

Con todo mi aprecio

Mónica

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s